Vocabulario cafetero: Café natural

Entre la recogida del café y su tueste, existe un proceso intermedio fundamental que varía en función de la especie y el país productor. Se trata de extraer los granos de la cereza del café y proceder a su secado, paso previo a su tueste. Algo que puede sonar a priori sencillo, pero que requiere de un proceso largo y complejo que influye en el cuerpo, acidez y aromas del café.

Las cerezas de café van a seguir 3 métodos de fermentación diferentes: lavado, natural y honey o semi-lavado.

El método natural es el más antiguo y sencillo y es bastante popular en países productores como Brasil, Etiopía, Haití o India.

Durante el proceso de fermentación natural, también conocido como método seco, las cerezas del café se extienden sobre esteras o camas africanas para su secado al sol. Este proceso puede durar hasta 4 semanas.

Una vez seco el fruto, se procede al descerezado: tanto la cáscara como la fina capa que recubre los granos de café (mucílago) se eliminan.

El tipo de fermentación del café influye sobre el sabor. A diferencia de los cafés lavados, se dice que los cafés naturales tienen más cuerpo y aromas más afrutados al hacerse el secado con los granos de café en el interior de la cáscara.

Markus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *