Cómo hacer espuma de leche para el café en casa

 

La leche. Elemento prescindible para los cafeteros más puristas porque sólo sirve para “adulterar” el sabor y los aromas del café recién hecho; Parte fundamental para muchos otros amantes del café porque equilibra su sabor, alarga la experiencia de tomar un café, o simplemente brinda unos matices que un expreso no puedo aportar por sí solo.

Ya sea en forma de aterciopelada crema de leche para rematar un delicioso flat white, o en su versión más espumosa coronando capuchinos o macchiatos, la leche juega un papel muy importante en el proceso de elaboración de una taza de café. Y lo mejor de todo: no hace falta ir a una cafetería de especialidad para preparar la leche a nuestro gusto.

Al igual que hacer café en casa puede resultar gratificante por la variedad de cafeteras manuales disponibles en el mercado, calentar la leche sin recurrir a un vaporizador profesional es posible gracias a las batidoras, jarras espumadoras y demás accesorios que apenas requieren esfuerzo en su ejecución y aportan un salto cualitativo enorme en nuestros preparados.

En elCafetero.es hemos recopilado los trucos más interesantes para hacer espuma de leche en casa, del más rudimentario al más sofisticado. Toma nota y recurre al método que más te guste para culminar tu taza de café como es debido.

Con frasco hermético

Si no tenemos a mano ningún artilugio para espumar la leche, tiramos de remedio casero y listo. Tan sólo es necesario un frasco con cierre hermético para agitar la leche durante 30 segundos, y un microondas para que el calor espese la leche como tanto nos gusta. Otra opción que consiste en agitar manualmente un recipiente, aunque para usar este hay que pasar por caja primero, es el Hario Latte Shaker: su mayor desventaja es la capacidad de 70 ml, por lo que si quieres preparar más de una taza de café tendrás que volver a llenar y agitar el recipiente. Tampoco se puede calentar en el microondas…

Con batidora espumadora a pilas

Este método consiste en batir la leche con una batidora espumadora mientras la calentamos a fuego lento para generar esas diminutas burbujas de aire que van a dotar a la leche de ese espesor tan característico. Esta opción la recomienda por ejemplo el bloguero Francisco Becerro en Con Mucha Gula por ser una alternativa barata y práctica para cremar la leche. Becerro recomienda usar leche semidesnatada a temperatura ambiente porque es más fácil de espumar. Nicolás Artusi, más conocido como Sommelier de Café, recomienda verter a la vez el café y la espuma de leche en la taza para conseguir un resultado perfecto.

Con jarra espumadora de leche manual

Una opción manual muy interesante para los que hacemos café en casa es una jarra espumadora con émbolo, como la Tuttocrema de Bialetti, o la Bodum Latteo. Este artilugio cuenta con una manivela en la parte superior del que deberás tirar unas cuantas veces hacia arriba y otras tantas hacia abajo para que la malla situada en el otro extremo genere una suave espuma con la que coronar tu café expreso.

Con calentador y espumador eléctrico de leche

Los espumadores eléctricos disponibles en el mercado son muchos y variados (Caso Fomini, Severin). Cumplen con la doble función de calentar y espumar la leche, son muy fáciles de usar y preparan la leche a tu gusto en un abrir y cerrar de ojos. Su mayor punto en contra es el precio, de entre 50 y 150 euros, en función de su capacidad y prestaciones, pero merece la pena si le das mucha importancia a la temperatura y la textura de la leche, y prefieres darle a un botón a esfuerzos manuales.

Con la Nespresso Aeroccino

La Aeroccino es otra solución eléctrica que calienta y espuma la leche, esta vez de gama alta y de la conocida casa Nespresso. Además de su peculiar diseño, la Aeroccino tiene la capacidad de batir la leche en menos de 70 segundos para darle a tus cafés esa densidad cremosa que tanto persiguen algunos cafeteros.

Markus

Fundador de elCafetero

¿Te has quedado sin café? Recibe en casa café de especialidad cada mes

1 comentario en “Cómo hacer espuma de leche para el café en casa”

  1. Muchísimas gracias, me ha sido de gran ayuda este artículo, mi marido no quiere desayunar en casa por este motivo, y a mi me encanta desayunar en casa el fin de semana.Un saludo

Responder a Verónica Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *